Hace unos años, tuvimos la gran suerte de conocer a Juanjo, una persona que nos demuestra una y mil veces lo buena persona que es y lo predispuesto que está para lo que se le necesite.

Antiguamente en el fútbol se hacían las cosas, sin nada a cambio, simplemente por vocación y porque nos gustaba hacerlo, y eso se refleja claramente en Juanjo, ya que cumple como entrenador de las niñas, como entrenador del benjamin, ayudando al prebenjamin, jugando en el equipo senior, y por si fuera poco este sábado haciéndose cargo del alevin.

Pero hacerse cargo no es solo ir allí el día del partido, no, Juanjo acudió el sábado a verles de jugar para vivir de primera mano como son los alevines, pero esto ya lleva haciéndolo unos anteriores fin de semana.

Les resumimos la vida de Juanjo en este fin de semana (y así son muchos), sábado a las 09:00 horas dirige al benjamin, a las 12:00 se va a ver al alevin, a las 16:00 va dirigir al infantil femenino. Domingo juega a las 14:00 horas con el senior, y seguidamente se va hasta Mocejón para dirigir a las 17:00 al alevin.

Y todo ello, arrastrando a sus hijos, y a su mujer Eva con él, por esto y por otras tantas cosas que no se ven, te queremos dar las gracias públicamente porque gente como tú es la que se necesita.

MIL GRACIAS AMIGO JUANJO

Deja un comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.