Además de los diferentes partidos de fútbol que se han llevado a cabo este fin de semana, se han aprovechado varias circunstancias para hacer un poco más de convivencia entre los integrantes de algunos equipos. Para empezar el sábado en Fuenlabrada se celebraba el día de la tortilla, una fiesta en la que un nutrido grupo de habitantes de la ciudad acuden con familiares y amigos a pasar un día en el campo, cosa que aprovecharon los padres y madres del equipo infantil femenino para acudir con sus hijos a pasar esta jornada de convivencia. Y es que muchas veces el resultado es lo de menos, lo que más se valora es el buen ambiente y lo bien que se llevan tanto padres como jugadoras, lo que hace que la marcha del equipo sea mucho más fácil.

Además de esta festividad, los alevines acudieron a casa de uno de los integrantes del equipo para acompañarle en este día tan importante para él. Una fiesta donde pudieron disfrutar hasta altas horas de la madrugada y que contó con la presencia de un mago que hizo las delicias tanto de los niños como de adultos allí presentes.

Deja un comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.