Andrea Bertolez, una chica que hace tan sólo unos meses no quería saber nada de un balón de fútbol, acabó sucumbiendo a la presión de sus amigas a que se calzara las botas de juego, y el cambió que dió fue de un giro de 180 grados, ya que la protagonista de esta historia en el día de hoy acaba llorando si no puede ir a jugar el encuentro semanal y disfrutar al lado de sus compañeras.

Pero hoy Andrea no queremos darte las gracias por haber decidido calzarte las botas, hoy te queremos felicitar por tu cumpleaños, una fecha tan llamativa como esperada para ti, y que estamos convencidos que vas a disfrutar al máximo en compañía de sus seres queridos. Sabes que la vida te pone muchas personas en tu camino, y en el nuestro apareciste tú, junto a tus padres y hermano, y siempre ya sea al lado de un balón o sin el esférico de fondo, nuestra amistad perdurará muchos años.

MUCHAS FELICIDADES AMIGA ANDREA

Deja un comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.